A mediados de Marzo se presentó un proyecto para la creación de una Península Artificial en el Callao. El proyecto, promocionado por la empresa Puerta del Pacifico, presentó los detalles del Estudio de Impacto Ambiental en un taller informativo. Naturalmente, la propuesta levantó sospechas entre la opinión pública. Ciudad+ conversó con el colectivo Gallinazos con Pluma, quienes nos comentaron sus apreciaciones sobre esta iniciativa.

Ciudad + ¿Qué es lo más resaltante de la propuesta la península artificial en El Callao?

Gallinazos con Pluma: La propuesta sorprende por varios aspectos. El primero es que se trata de una propuesta inédita e innovadora en el Perú y Latinoamérica: La creación de una isla artificial con fines inmobiliarios. Lo segundo es la escala del proyecto: un área de 200 hectáreas y una inversión privada de 700 millones de dólares.

C+: ¿Cuáles son los principales problemas y oportunidades de la zona?

GcP: El proyecto se ubica en la bahía de Lima, frente a los distritos de La Perla y Callao (Cercado), por lo tanto, los principales retos que tendrá que soportar la erosión marina, el oleaje y la humedad atmosférica. Un problema colateral, podría ser los efectos negativos en la estabilidad del litoral costero, esto deberá ser determinado y prevenido por estudios muy detallados. Tiene una condición física similar al de La Punta, por lo cual podría ser igual de vulnerable a un tsunami.

Península artificial en el Callao

El borde costero del Callao es probablemente una de las áreas urbanas más vulnerables de la ciudad a nivel físico (viviendas antiguas y precarias) y también social (altos índices de violencia e inseguridad). Al tener estas problemáticas, creemos que lo urgente es un programa radical de regeneración urbana, que permita transformar totalmente las condiciones de vida de este gran sector de la ciudad.

Creemos que el desarrollo urbano debe apostar por reinventarse sobre las zonas degradadas de la ciudad antes que expandirse en terrenos naturales, especialmente, zonas agrícolas, lomas o humedales (y ahora sobre el mar).

C+: ¿Qué beneficios y problemas puede traer un proyecto de este estilo a la zona?

GcP: Todo proyecto tiene beneficios que lo motivan. En este caso, se trata de crear nuevo suelo urbano para el desarrollo de actividades comerciales y la venta de vivienda en un entorno paisajístico atractivo. En el mundo, la mayoría de islas artificiales tienen como finalidad el uso como puertos o aeropuertos. Sin embargo, es en Oriente Medio, en los casos de Qatar y los Emiratos Árabes Unidos donde se ha experimentado enormes urbanizaciones ganadas al mar con fines turísticos. Un proyecto que se promocionó como desmedidamente ambicioso y que no es posible replicar bajo el mismo modelo en otros lugares.

En todo caso este tendría que ser un proyecto adaptado a nuestra realidad económica, social y ambiental. Y es en todos estos aspectos que el proyecto se vuelve una gran interrogante.

C+: ¿Cómo mejorarían la propuesta o qué consejo le darías a quien la desarrolle?

GcP: Es una propuesta difícil de asimilar y predecir por ser distinta a los proyectos urbanísticos de la ciudad. Creemos que sea cual sea la propuesta urbana que se desarrolle esta debe integrarse adecuadamente al tejido urbano existente para generar beneficios a sus residentes. Por otro lado, debería analizarse sus pros y contras en el marco del Plan de Desarrollo Metropolitano del Callao que se encuentra en elaboración.

Categorías: Urbanismo