En menos de 10 semanas fue levantado el sistema estructural de esta torre de siete pisos. Combina saberes tradiciones con lo último en tecnología.

 

Michael Green es uno más de los arquitectos que promueven el uso de la madera sólida alrededor del mundo, término genérico para designar a los productos de madera tratados con ingeniería, como la madera contralaminda (CLT). Pero esta vez, con su último proyecto, Green ha empujado un paso más allá los límites del material.

Llamado T3 –por sus características en inglés de timber, technology transit–, el edificio tiene una estructura construida enteramente de losas de madera, columnas y vigas. Se encuentra en el barrio de North Loop, en Minneapolis, y tiene 20 mil 810 metros cuadrados de oficinas y espacios comerciales.

“T3 es actualmente el edificio en madera sólida más grande de Estados Unidos”, aseguró la firma de Michael Green (MGA), aclarando que se trata de un edificio construido y no de un proyecto futuro. “El objetivo del diseño para T3 fue construir con el carácter del pasado pero con una perspectiva moderna”, agregó MGA.

Con el cambio de normativa en América del Norte, los edificios en altura con madera se harán cada vez más comunes. Como pionero en este tipo de edificios, T3 ha atravesado una nueva barrera y es probablemente el prototipo para edificios comerciales de madera sólida.

Para la construcción del techo, losas, columnas y vigas, así como para las piezas de mobiliario, se utilizó madera laminada, asegurando una calidez y belleza que promueven un ambiente interior sano para los usuarios.

Por el exterior, en tanto, el edificio fue revestido de paneles ondulados de acero resistente a la intemperie, dividido por una rejilla de grandes ventanas que permiten a los transeúntes mirar hacia dentro.

El sistema estructural en madera permitió erigir la torre más rápidamente que un edificio de tamaño similar en acero u hormigón armado, logrando levantar casi 17 mil metros cuadrados en menos de 10 semanas.

La estructura de madera tuvo, además, otros beneficios: la torre es más ligera, por lo que no fue necesario cavar una fundación tan profunda como sí ocurre con otros materiales. Por otro lado, el carbón incorporado en el sistema estructural de madera –es decir, la cantidad de carbono necesaria para construirlo– es más bajo que el de edificios convencionales.

La firma Michael Green Arquitectos se ha autoproclamado como el principal impulsor del movimiento por la construcción en altura con madera, resaltando sus propiedades renovables y su capacidad para capturar el carbono de la atmósfera.

“Como diseñador, la madera ofrece un medio en evolución que es a la vez complejo y una nueva frontera para el diseño”, explicó Greeb. “En muchos aspectos estamos tomando el conocimiento que desapareció hace un siglo y revitalizando el próximo para construir de manera más sostenible”, añadió.

En los últimos años han surgido varios diseños y proyectos para edificios en altura utilizando la madera como sistema estructural, lo que ha llevado a los expertos a llamar este período como “el comienzo de la era de la madera”

edificio-de-madera2 edificio-de-madera3 edificio-de-madera1


0 Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.