El pasado lunes se presentaron dos proyectos de ley ante la Comisión de Transporte que proponían ampliar el permiso de circulación de todas las empresas de transporte de la capital. Esta prórroga naturalmente incluye a aquellas que tienen faltas graves y deudas por infracciones de tráfico.

Si bien uno de los proyectos fue retirado, el segundo, elaborado por el congresista Carlos Simeón aún se encuentra en la comisión. En la sesión del pasado martes, la Comisión de Transporte acordó postergar la votación y escuchar primero comentarios técnicos de la Autoridad de Transporte Urbano y del Ministerio de Transporte.

Si la ley llegara a aprobarse, terminaría por generar un gran impedimento para la fiscalización y ordenamiento del transporte urbano en la capital.

Aquí te explicamos por qué la aprobación de este proyecto sería nocivo.

El Sistema Comisionista-Afiliador

Uno de los principales problemas del transporte capitalino yace en su sistema legal. Bajo el conocido “sistema comisionista-afiliador”:

– Una empresa es “titular” de la ruta, pero no de las unidades que transitan en ella. Por ello, usualmente se contrata trabajadores sin filtros mínimos.

– Genera que trabajadores (choferes y cobradores) ganen un sueldo por pasajero y no por kilómetro. Por ello, es usual ver que buses de una misma empresa compitan entre sí, generando accidentes.

El 2019 existían en la capital más de 500 rutas. Lo peor, como reveló un reportaje de Juan Pablo León en El Comercio, es que fueron creadas sin un verdadero plan sobre la oferta y demanda, y tienden a estar superpuestas entre sí.

Ya en el 2013 se calculó que este desorden era perjudicial no solo para los transeúntes sino también para las empresas. Andina calculó que la existencia del sistema suponía pérdidas de hasta 11 millones de soles al año.

La ATU como solución

Tomando esto en cuenta, se creó la ATU. Su objetivo es integrar los distintos modos de transporte, y ser la única entidad a cargo de la gestión y fiscalización de las rutas de transporte. Esas labores se encontraban dispersas en varias entidades, lo que complicaba cualquier intento de poner orden a las rutas.

De aprobarse, la presente ley dificultaría la fiscalización de parte de la ATU.

En declaraciones a Canal N el pasado lunes, María Jara, presidenta de la ATU, manifestó la necesidad de abordar la propuesta de forma técnica.

Siempre pensamos que la política tiene buena intención y probablemente la tenga, pero tiene que tener en consideración que el transporte tiene que manejarse de manera técnica sobre la base de los planes. Tenemos más de 30 años en que el sistema, las concesiones y las decisiones se frustran porque entra alguien con muy buena o mala intención y destruye los planes que se hicieron, y la implementación”

Por su parte, el Congresista Hurtado rechazó que exista una intensión de continuar con la informalidad.

Queremos que los hermanos del transporte convencional se adecúen a la tecnología con GPS, recaudación electrónica y derecho laboral. Todos los choferes y personal deben estar en planilla, por eso no vamos a esperar seis años. Se tiene que iniciar ya”, declaró a Canal N.

Proyecto en espera

El proyecto del Congresista Hurtado no fue debatido en la sesión del pasado martes. Daniel Olivares, Congresista por el Partido Morado, propuso mediante una cuestión previa el escuchar primero la opinión técnica de la ATU. Esto fue respaldado por el resto de integrantes de la comisión. Jara declaró el miércoles que asistirán al congreso para brindar opiniones técnicas.

“Pongamos las cosas en su verdadero nivel y trabajemos. Nosotros con todo gusto iremos el día martes a explicar nuevamente cuáles son los planes de trabajo y la realidad del propio sector del transporte. (…) Lo que se necesita es que las autoridades conversen y escuchen el trabajo que está realizando la ATU. Estamos convencidos de que imperará la razón y los fundamentos técnicos.

Reacciones:

Mediante un tweet, Jorge Muñoz, Alcalde de Lima, expresó su oposición al predictamen del Congreso, considerando que limitará la posibilidad de una reestructuración del sistema de transporte.

Por su parte, el congresista Ricardo Burga lanzó duras críticas a la presidenta de la ATU, llegando incluso a solicitar que de un paso al costado.

“Lo mejor que podríamos hacer es que la señora María Jara dé un paso al costado. Creo que es una de las personas que está impidiendo la gran reforma”.

La Comisión de Transporte del Congreso sesionará el próximo martes, donde se espera que representantes de la ATU y del MTC expongan recomendaciones técnicas sobre cómo proceder en materia de transporte urbano.

Categorías: Urbanismo