La Av. Paseo de la República, conocida como Vía expresa o Zanjón es una de las principales avenidas de la ciudad de Lima. Se extiende de norte a sur en los distritos de Cercado, Lince, La Victoria, San Isidro, Surquillo, Miraflores y Barranco. Su extensión final es de 66 cuadras. En este artículo, Ciudad+ te cuenta la historia de este proyecto, así como las consecuencias de su ampliación.

La Historia de la Av. Paseo de la República:

El primer tramo del Zanjón se inauguró en 1967, durante el primer gobierno del presidente Fernando Belaunde Terry (1963-1968). En aquel entonces, el alcalde de Lima era Luis Bedoya Reyes (1964-1970), líder histórico del PPC. Esta primera etapa, comprendía desde el Paseo de los Héroes Navales hasta el puente de la avenida Javier Prado. Terminaba poco después donde ahora es la avenida Canaval y Moreyra.

La construcción de la segunda etapa se inició en 1969. Comprendía el tramo restante hasta el distrito costero de Barranco. Años después, se añadieron a las laderas del Zanjón unos jardines que son utilizados como lienzos publicitarios. También se hicieron unos murales que adornan el recorrido de esa ruta.

El trazado contemplaba una tercera etapa, la cual conectaría el Zanjón con la Carretera Panamericana Sur. Este pasaría por los distritos de Barranco y Santiago de Surco, hasta San Juan de Miraflores. Esta etapa no se ha iniciado hasta el momento, a pesar de haber tenido los terrenos reservados para ello.

En 2006, la Municipalidad de Lima, encabezada por Luis Castañeda (2003-2009 y 2015-2018), inició la implementación del sistema de tránsito rápido denominado Metropolitano. La ruta central de este proyecto, ideado por su predecesor, Alberto Andrade (1996-2002), se extiende a lo largo de todo el Zanjón y continúa hasta la Av. Matellini en el distrito de Chorrillos.

El proyecto de ampliación de la Vía Expresa

En la gestión de Susana Villarán (2011-2015), se retomó y promocionó la ampliación de la vía expresa Paseo de la República. Se vendió como la culminación de una obra que viene esperando más de 40 años en ser terminada.

En julio del 2012, la Municipalidad de Lima declaró de interés público la construcción de la tercera etapa. Esta se encargó a la empresa Graña y Montero. Se calculó culminar la obra en cinco años. Sería ejecutada entre el 2013 y 2018, con una inversión de US$230 millones. Se construiría un tramo de 4.6 kilómetros que empieza en la estación Plaza de Flores del Metropolitano en Barranco. Termina en el puente Alipio Ponce en la Carretera Panamericana Sur.

Las etapas del proyecto

El proyecto comprende dos etapas de ejecución: la primera, expropiación de viviendas, que tomaría los dos primeros años del proyecto. En segundo lugar vendría la ejecución de la obra, que durará los tres años restantes.

La vía contaría con un peaje electrónico y un carril central para los ómnibus del Metropolitano. Asimismo, están planteados cuatro puentes para el tránsito vehicular. Estos se ubicarían en los cruces con las avenidas La Castellana, Ayacucho, Surco y Próceres, en Surco. Incluye, además, seis rampas de entrada y cinco de salida en los sentidos de norte y sur. La nueva infraestructura contemplaría también, un intercambio vial en el cruce con la avenida República de Panamá (Barranco), donde se ejecutarán dos vías de enlace y una oreja de conexión. En la parte superior del trazo, se implementarían vías auxiliares con dos carriles en los sentidos de norte y sur, que incluyen bermas y veredas para el uso peatonal.

Cabe resaltar que, cuando se hizo el trazado original del Zanjón, se había previsto dejar espacios restringidos para la futura ampliación. Por esta razón, dentro de los parámetros urbanos y certificados de zonificación de los terrenos que se encuentran en el trazado de esta vía, estaba previsto dejar los retiros pertinentes para que la vía expresa pueda construirse. Sin embargo, en el transcurso del tiempo se dieron una serie eventualidades que complican el inicio del proyecto.

La expropiación necesaria

El Gerente de Promoción de la Inversión Privada de la comuna, arquitecto Domingo Arzubialde, manifestó el 08 de agosto del 2013 – día de la firma del contrato de concesión con Graña y Montero – que en el trazo original de la nueva Vía Expresa Sur existen 300 predios que se deben expropiar, 100 de ellos viviendas. Estos serían reubicados, para lo cual se utilizarán US$57 millones de dólares (de un presupuesto total de la obra de US$230 millones). Entre los afectados, hay quienes invadieron el terreno destinado a la vía, pero también propietarios legales, los cuales entrarán en un proceso de reasentamiento para que no queden desprotegidos.

En el trazo también se encuentran ubicados los tradicionales colegios Hiram Bingham y Champagnat en Surco. Ellos tendrán que ceder parte de sus terrenos para los cambios que se les avecina en los próximos años. La construcción dividirá en dos al colegio Champagnat. Primaria y secundaria quedarán separados, perdiendo las canchas deportivas y una parte del estacionamiento del centro educativo. Igualmente, el colegio Hiram Bingham deberá ceder parte de un terreno que lo usaba como zona recreativa. Otros grandes predios que resultarán afectados son la escuela de fútbol ‘El Potrero’, y una parte del terreno de la Villa Militar de la FAP.

El paisaje urbano

Hoy en día, según información publicada en un artículo de La República, se indica que falta expropiar alrededor de 700 inmuebles. Adicionalmente hemos detectado que existen una serie de espacios urbanos por donde pasará la vía expresa. Estos han sido aprovechados por los vecinos para ser usados actualmente como parques y losas polideportivas. Otro fenómeno que ha venido pasando es que, los retiros municipales obligatorios en terrenos privados han sido aprovechados para concesionar negocios de canchas de fútbol y patios de juegos para colegios.

En resumen, la expropiación se dará tarde o temprano y, por sus características, no será fácil o silenciosa. Si bien los terrenos estuvieron destinados a la Vía Expresa del Zanjón desde la urbanización de la zona, su ocupación, legal o ilegal, se dio en perjuicio del proyecto y de sus beneficios para la ciudad, los cuales ahora son una necesidad que urge atender.

La ampliación de la Av. Paseo de la República: beneficios y consecuencias

Sabemos que esta ampliación es una obra prioritaria a nivel metropolitano.  Llegará a articular varios distritos con la carretera Panamericana. Generará un impacto directo en el desarrollo urbano de los distritos de Barranco, Surco y San Juan de Miraflores. Si bien se espera que este proyecto mejore la accesibilidad y por lo tanto el valor y dinámica económica de las propiedades de estos distritos, debe evaluarse el impacto negativo según las condiciones actuales del área de influencia del proyecto.

Sabemos que Lima es una ciudad con déficit de áreas verdes (2.4 m2 por persona cuando deberían ser sobre 9 m2 por persona según la OMS), y los espacios “abandonados” por más de 40 años para la realización de la futura vía expresa, sirvieron como una oportunidad para recuperar espacio público. Al realizarse esta obra, se perderán más de 5,000 m2 de lo que hoy se llama “Parque Paseo de la República”. Además, se verán afectadas áreas verdes y zonas de esparcimiento, con instalaciones para diferentes deportes como: fútbol, arquería, frontón, gimnasia, vóley, básquet, y muchos otros, que han generado un impacto positivo en el desarrollo de las comunas aledañas, más de 3,000 personas que diariamente usan para liberar estrés y disfrutar en comunidad.

Graña y Montero: Un queso fino y apestoso

Graña y Montero S.A.A. es gerente general y subsidiaria de la Concesionaria Vía Expresa Sur S.A. Por iniciativa privada, ejecutará la prolongación del Zanjón o Vía Expresa en 4.6 kilómetros. Partirá desde el distrito de Barranco hasta el distrito en San Juan de Miraflores en Lima. Se espera esté listo para el año 2018. Se estima una inversión de US$230 millones. Durante el desarrollo del proyecto se expropiarán 200 predios, por un valor estimado de US$57 millones. La Concesionaria Vía Expresa Sur solicitó a ProInversión un convenio de Estabilidad Jurídica el pasado 3 de marzo, lo que fue aprobado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones el último 23 de julio y publicado en El Peruano el martes 29 de julio.”

Concesionaria Vía Expresa Sur S.A., filial de la empresa peruana de ingeniería y construcción Graña y Montero S.A.A., es una entidad de propósito especial que tiene una concesión a 40 años para el desarrollo del futuro proyecto de autopista Vía Expresa Sur. La empresa es responsable del diseño, financiamiento, construcción, operación y mantenimiento de la autopista de 4,8km que une la Vía Expresa a la carretera Panamericana Sur, que se espera comience a operar en 2018.

Vía Expresa Sur recorrerá cinco distritos peruanos: Barranco, Surco, San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Lurín, y conectará el centro de Lima con los distritos meridionales de Lima Sur. La autopista tendrá tres carriles por cada sentido, con una vía exclusiva para el sistema de buses de tránsito rápido Metropolitano. Además, incluirá una vía auxiliar de dos carriles en cada sentido, además de puentes peatonales y rampas de ingreso vehicular. Via Expresa Sur tiene su sede en Lima.

Último decreto supremo: El Peruano

El Proyecto actual

El proyecto, consiste en continuar la característica zanja desde Barranco hasta la carretera Panamericana Sur pasando por 6 intercambios viales importantes. Pasará por el cruce con la Av. República de Panamá, seguido por el de la Av. Paseo la Castellana, Av. Ayacucho, Av. Surco, Av. Próceres y finalmente la Panamericana Sur.

Vía Expresa Ampliación Zanjón Vía Expresa Vía Expresa Ampliación Zanjón panamericana-sur puente-ayacucho puente-surco Vía Expresa Vía Expresa

Video Explicativo de la Municipalidad

El Proyecto que puede ser

De diseñar el proyecto tomando en consideración los parques y losas polideportivas en uso hoy, así cómo las nuevas tendencias de urbanismo, queda claro que otra sería la sección de vía y la prioridad. Si bien el objetivo del proyecto es mejorar la accesibilidad desde los distritos del sur hasta el centro histórico, articulando el transporte público y privado a su paso con los grandes nodos que representan San Isidro, Barranco, Miraflores y Cercado; se debe repensar la infraestructura priorizando espacios públicos verdes, redes ciclovías alimentadoras y disminuyendo la importancia (en el diseño) del automóvil privado para motivar sistemas intermodales de transporte.

Nosotros y el Ahora

Es el momento justo para inflar el tema y hacer bulla hasta llegar a los que toman las decisiones. La necesidad de áreas verdes existe. El proyecto existe, las expropiaciones existen, la voluntad política existe. Sólo falta direccionarla, mostrar que se puede hacer, ilusionar.

Aquí algunos ejemplos:

Pase a desnivel en Seul

Corredor Cultural Chapultepec en Mexico

Mexico carretera de 10 carriles se vuelve parque

Mexico carretera de 10 carriles se vuelve parque

Boston 2008

Boston 2008

Dallas 2012

Dallas 2012

Propuesta en Los Angeles

Propuesta en Los Angeles

Propuesta para Chicago

Propuesta para Chicago

Circunvalacion en Ohio

Circunvalacion en Ohio

Fuentes:

El Comercio

La República

Diario Correo

Municipalidad Metropolitana de Lima

Blog Gato Encerrado

BN Americas

Exitosa Noticias

El Peruano

Perú 21

Autores: Arq. Francesco Raggio y VeMás


0 Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.