¿Qué es una firma digital?

Una firma digital, que no debe confundirse con una firma electrónica, es un método criptográfico que permite garantizar la identidad de una persona o de un equipo informático. Se utiliza para vincular dicha identidad a un mensaje o documento determinado. Esta nueva modalidad se viene usando en muchos países en el mundo, generando un ahorro en costos de almacenamiento y transporte. Además, refuerza la seguridad de los documentos ante posibles falsificaciones.

En el Perú, la firma digital está regulada por la Ley de Firmas y Certificados Digitales N°27269, en la que se certifica la misma validez y eficacia jurídica que el uso de una firma manuscrita u otra análoga.

Su aplicación asegura tres características al usuario:

  1. Tener la certeza de la autenticidad del documento.

  2. Tener la integridad del mismo, de esta forma no podrá alterarse.

  3. No se podrá repudiar, ya que nadie podrá negar haber emitido un documento.

¿En qué se diferencia una firma electrónica de una digital?

La firma electrónica está basada en un conjunto de caracteres que sirven para firmar un documento, estos pueden ser contraseñas digitales, huellas vocales, huellas dactilares o huellas oculares, y sólo cumple con algunas de las funciones de la firma manuscrita

Por otro lado, la firma digital es un certificado firmado digitalmente que cumple con todas las validaciones de una firma manuscrita. Dicho documento vincula una clave pública y otra privada con una persona natural y asegura su identidad digital. Así, solo el destinatario del documento pueda acceder al contenido. Todos los documentos digitales, a diferencia de los físicos, se almacenan en tokens o tarjetas con un smart card.

Firma Digital

¿Cómo se genera una firma digital?

Para que una firma digital sea válida, debe haberse generado dentro del IOFE (Infraestructura Oficial de Firma Electrónica). Esta es una combinación de sistemas y de recursos electrónicos, políticas y procedimientos de seguridad. Dicho sistema acreditado está supervisado por Indecopi y la RENIEC.

Para poder firmar un documento digital es necesario contar con:

  • Un software de firma digital

  • Un computador

  • El documento a firmar

  • Un certificado digital activo

  • Un token criptográfico

  • Conexión a internet.

Se ingresa al sistema, se pasa a seleccionar los documentos a firmar, se valida la identidad de suscriptor con el token criptográfico y se firma digitalmente, se envían los documentos mediante internet.

¿Cómo favorece esto al rector inmobiliario?

Acelera el proceso de transformación digital a entidades públicas y privadas. Motiva el uso de herramientas tecnológicas para ventas online y abre una serie de posibilidades nuevas. Entre los aspectos positivos que tiene la firma digital en el rubro inmobiliario tenemos:

  • Ahorro de costos: Debido a que no existirá un factor físico que sea una carga para administrar.

  • Simplifica y agiliza Gestiones: Se podrá distribuir, visualizar y firmar cualquier documento online, debido a esto los trámites que antes demoraban días ahora pueden resolverse en minutos. Esto se puede aplicar en pasar de separaciones de departamento a ventas efectivas, mejorando la productividad y evitando que caigan las ventas.

  • Mejora del servicio: Debido a que no se requiere la presencia física, no es necesario que los clientes se desplacen para firmar, de esta forma pueden invertir su tiempo en actividades de su interés. Además al agilizar los procesos lograrán tener la adquisición de sus departamentos en menos tiempo.

  • Eliminación del papel: Esto implica una disminución del almacenamiento de datos y por lo tanto de espacio físico. Además, ayudará en reducir la huella ecológica de la empresa.

Por último, es importante comentar que este tipo de sistemas abre las puertas a nuevos tipos de estrategias digitales como recorridos en realidad virtual, aplicativos de celular y estrategias más tecnologías para asistir a la venta de inmuebles.

Firma Digital
Autora: Emily Reyna Gavilán

Fuentes:

Referencias de portales web Gestión, El Peruano e Indecopi.

Imagen extraída de El Comercio

Categorías: Sin categoría