Por Mariale Saldarriaga, consultora analista en VeMás Consultoría

Durante la pandemia, muchos peruanos han empezado en la búsqueda y el sueño de la casa propia. Al inicio de la búsqueda solo se presta atención al precio, tamaño y ubicación; sin embargo, la compra de la vivienda ideal va más allá de esos tres puntos. Aquí te contamos algunos de los pasos importantes que se deben seguir al comprar una vivienda.

  • Ten una visión clara de lo que quieres. Esto parece obvio y fácil pero no lo es. Antes de empezar por la búsqueda, ten en claro cuáles son tus necesidades presentes, a medio plazo y a futuro. Este lugar será donde pasarás la mayor parte de tu tiempo mínimo por veinte años.  
  • Trámites y gastos que afrontar. No es lo mismo comprar una vivienda de segunda venta que un inmueble en planos, en obra o en entrega inmediata a estrenar. La complejidad de los trámites y documentos depende del tipo de inmueble que vas a adquirir. Para ello, infórmate con profesionales cuáles son los tipos de trámites y cuál es el gasto que afrontar. Depende de eso el presupuesto máximo que tengas planeado. 
  • Presupuesto y Crédito Hipotecario. La mayoría de personas adquiere el inmueble mediante un crédito hipotecario con el banco. Por ello, uno de los primeros pasos para comprar una vivienda será tener un buen historial crediticio. Será muy difícil obtener el acceso al financiamiento si no tienes un buen historial y ser puntual en tus pagos. Por otro lado, busca inmuebles que sean financiados por el banco con el que trabajas y mantienes las cuentas, será más fácil tener un crédito pre aprobado.

En líneas generales, los bancos solicitarán que cumplas con los siguientes requisitos:

  1. Mayoría de edad (18 o 20 años según la institución financiera). 
  2. Límite de edad (Algunos bancos ponen una edad máxima que suele rondar los 65 y 72 años). 
  3. Fuente de ingresos mínima (diferente en cada banco). 
  4. Antigüedad y estabilidad en el trabajo. 
  •  Cuenta con el apoyo de profesionales que te ayuden en la búsqueda del inmueble que deseas.  Profesionales inmobiliarios te apoyan para acceder a una oferta amplia según las características que estás buscando. Es importante contar con el servicio de un profesional que te acompañe en la búsqueda del inmueble y darse el tiempo para poder visitar las opciones. De ser necesario, visita más de una vez la opción que te interese para estar realmente seguro de la decisión. 
  • Investigar la situación de la vivienda. Para estar seguros de la propiedad que se va a adquirir, investiga sobre la inmobiliaria y constructora si es un bien futuro. Se debe saber la trayectoria, años en el país o cantidad de proyectos entregados. Eso dará seguridad en la compra del inmueble y sobre todo de lo que están ofreciendo se entregará tal cual. Es bueno saber que la inmobiliaria no ha tenido problemas con la entrega de sus inmuebles. Por otro lado, si es una propiedad de segunda venta, sería bueno ir al  Registro de la Propiedad para averiguar su situación. Es esencial que consigas toda la información sobre las condiciones, la gestión que implica y las obligaciones y gastos en los que incurrirás. 
  • Contrato de Compraventa.  Una vez que apruebes al crédito hipotecario, el siguiente paso es la firma del contrato de compraventa. En este documento se detallarán las condiciones bajo las cuales se realiza la transferencia del inmueble. Se debe acordar el precio del departamento, la forma en la que se pagará, las condiciones de la propiedad, entre otros puntos que se ha acordado con la constructora o inmobiliaria. Es importante cuando se trata de inmuebles futuros como viviendas en planos o en construcción revisar la fecha de entrega. El proceso puede ser algo complejo y lleno de detalles técnicos para una persona ajena a este tipo de negociaciones, por lo que siempre es bueno contar con el apoyo legal y el del asesor inmobiliario. 
  • Firma de Minuta y Pago de Cuota Inicial. La Minuta Hipotecaria es una de las piezas esenciales del proceso de un préstamo hipotecario. Para la preparación de la escritura, el Banco suministra la Minuta. Este es un documento en el que se colocan las variables que constituyen las condiciones que se le ofrece al cliente. En este punto el cliente debe haber pagado el porcentaje de la cuota inicial que el Banco le indicó. La Minuta varía en función de la entidad financiera
  • Desembolso con el banco. Luego de la firma del contrato de compraventa, el sectorista del proyecto realiza las gestiones necesarias para el desembolso del crédito. 
  • Inscripción del inmueble en Registros Públicos.  Luego de la firma de contrato, llega el último paso para comprar una vivienda, elevar el contrato a una escritura pública. Para este punto se necesita acudir a una notaría, ya que será un notario quien hará la minuta y la inscribirá en registros públicos. Solo debes pagar los derechos correspondientes. El llevará la solicitud de inscripción a la Sunarp y realizará el trámite. Es aquí donde el documento será evaluado. Mediante este paso obtienes el reconocimiento como propietario del departamento ante el Estado, lo cual te garantiza seguridad jurídica. 

Este sería el escenario ideal de la compra de una vivienda. El camino para ser dueño de casa tiene sus altibajos. Pero para la mayoría, vale la pena. De acuerdo con el informe Homebuyer Insights Report de Bank of America del 2019, el 93% de los dueños de casa actuales menciona que valió la pena afrontar los retos para obtenerla. ¿Ahora que conoces a detalle estos pasos, te animarías a encontrar la vivienda ideal?


0 Comentarios

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.